Mucho ojo con la vitamina A

Vitamina A

En ciertas ocasiones tenemos la duda de cuáles son los nutrientes que nuestro cuerpo ingiere al momento de comer. Algunos alimentos tienen muchas más propiedades, pero al desconocerlas, casi siempre optamos por lo “más sabroso”.

Ahora te detallaremos de qué alimentos provienen las vitaminas y las propiedades que reúne cada una de ellas. Empezaremos con la vitamina A.

Según los documentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), el retinol es la forma principal de esta vitamina para la dieta humana, pero además contiene muchos otros beneficios que son importantes para conocer.

¿Para qué sirve?

Las bondades de la vitamina A se concentran en los ojos, ya que este componente permite que la retina estimule al nervio óptico hasta el cerebro.

De acuerdo a algunas investigaciones hecha por la FAO, la vitamina A reduce la mortalidad en los casos de sarampión.

¿Dónde se obtiene?

La vitamina A se obtiene de dos formas:

  • Vegetales. Espinacas, yuca y batata ya que poseen en sus hojas un color verde más oscuro, si se compara con la lechuga o el repollo, por ejemplo. Gracias a la pigmentación de frutas y hortalizas, la vitamina A también se encuentra en mangos, papayas, tomates y en la zanahoria.
  • Origen animal. Al consumir alimentos como huevos, leche, mantequilla, carne, hígado y el aceite de hígado de bacalao, también estaremos aportando una buena cantidad de vitamina A al cuerpo.

Lee también: Llena tu plato de energía

¿Y si carecemos de vitamina A?

Como ya dijimos antes, la vitamina A mejora nuestro sentido de la vista; es decir que la ausencia de este ocasiona cuadros de ceguera nocturna (dificultad para que el ojo se adapte en la oscuridad). También pueden presentarse casos de resequedad en la piel y ojos.

Deja un comentario