Cáncer de mama: conoce los factores de riesgo

Porque esta lucha la ganaremos con nuestro corazón…

 

Alrededor del mundo cada 30 segundos, una mujer es detectada con cáncer de mama. Según datos del Observatorio Mundial del Cáncer, en todo el mundo, se estima que en 2020 se produjeron 19,3 millones de nuevos casos de cáncer.

El cáncer de mama femenino ha superado al cáncer de pulmón como el cáncer más comúnmente diagnosticado, se estima que hay 2,3 millones de casos nuevos  en el 2020.

En El Salvador la incidencia 2020 de los cánceres en mujeres  ha sido de 5 mil casos nuevos y de esos 1,582 corresponden a cáncer de mama.

La detección temprana es la mejor defensa para tu cuerpo y  por eso que te compartimos los factores de riesgo que se pueden controlar para que te mantengas alerta ante cualquier síntoma y consultes con tu médico a tiempo.

Edad: el riesgo aumenta a medida que envejecemos, en la mayoría de casos la enfermedad se desarrolla en mujeres de más de 50 años. Pero eso no quiere decir que no estamos expuestas, cualquiera puede desarrollar este padecimiento.

Antecedentes familiares: es importante conocer el árbol genealógico de la familia en  temas de salud y conocer de primera mano si un familiar tuvo cáncer.

Sobrepeso: se considera un alto factor de riesgo en especial en mujeres postmenopáusicas, ya que el tejido graso es fuente principal de estrógeno y la exposición  prolongada a esta hormona aumentan las probabilidades de padecer cáncer de mama.

Consumo de alcohol y tabaco: estudios revelan que el alcohol puede afectar la función renal del control de estrógeno en sangre, lo cual puede aumentar la probabilidad de desarrollar un cáncer de mama en una mujer.

El tabaco puede incrementar la probabilidad de desarrollar la enfermedad. Lo recomendable es evitar los excesos.

Para disminuir las probabilidades de que aparezca un tumor, es importante:

  • Practicar algún tipo de actividad física
  • Realizar el autoexamen de mama mensualmente
  • Hacer una mamografía una vez al año
  • No consumir tabaco ni bebidas alcohólicas
  • Hacerse un chequeo médico ante cualquier malestar
  • Cuidar de tu alimentación
  • Consultar de manera inmediata si detectas cualquier cambio físico en la zona de las mamas

 

Fuente: Observatorio Mundial del Cáncer

Deja un comentario