Malos hábitos que ocasionan estrés

estres interior

El estrés es una de las enfermedades que afecta a más personas en todo el mundo. Muchos se dan cuenta que la padecen y otros no y, por ello, no todos saben cómo tratarlo.

Si bien es cierto, el estrés puede originarse por factores externos como el tráfico, los problemas familiares y económicos o el trabajo de la oficina, a veces el estrés se origina “por nuestra culpa”.

Te mostramos además: ¡Cuidado! El ruido del tráfico también es dañino

Sí, tal como lo leíste, algunos hábitos que nosotros creemos “normales” ocasionan que el estrés que enfrentemos día a día sea más difícil de enfrentar y, a la larga nos ocasione más daños que beneficios.

¿Quieres conocer qué es lo que debemos cambiar para evitar caer en el estrés?

  • Postergar obligaciones. ¿Has escuchado que dicen “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”? Es muy cierto. Si dejas tus obligaciones para después, al principio es gratificante, pero con el paso del tiempo, se irán acumulando y estarás trabajando contra el reloj.
  • Alimentación. El estrés produce ansiedad y la ansiedad ocasiona desórdenes alimenticios. Por ejemplo, por estar nerviosos ingerimos comida chatarra, golosinas, bebidas azucaradas o energéticas.
  • Dormir. No, no quiere decir que descansar te estresa, sino que todo lo contrario. A veces, en medio de la rutina que enfrentamos todos los días, dedicamos poco tiempo al descanso, cuando es necesario para recargar baterías y empezar el día siguiente con una mejor actitud.

Te interesará: “Hoy  me desvelo estudiando”

  • Tecnología. Actualmente hay personas que, por sus trabajos, dependen mucho del teléfono, del correo o del chat. La repetida exposición a la luz, contenidos o imágenes, suele alterar nuestras emociones y genera más cansancio de lo habitual.
  • Ejercicio. Intenta salir a correr al menos 20 minutos por las mañanas y mira cómo poco a poco vas ganando energía para empezar tu día.

Sigue estos consejos y detecta cuáles son los hábitos que repercuten más en tu salud y te generan más estrés. Si lo descubres por tu cuenta, será más fácil que lo trabajes y lo controles.

Deja un comentario