Ocho alimentos estimuladores del sistema inmunológico

alimentosvijosa

Se ha comprobado que hay alimentos que nos ayudan a prevenir enfermedades; incorporarlos en nuestra dieta aumenta nuestras defensas y con eso, el funcionamiento del sistema inmunitario.

Factores externos como el estrés, los cambios de clima e incluso los impactos o emociones negativas, nos hacen más propensos a enfermarnos.

Para el mantenimiento del sistema inmunológico, nuestro cuerpo requiere un consumo constante de todas las vitaminas y minerales necesarios. Para ello, hay que asegurarse de seguir una dieta equilibrada que incluya variedad de alimentos.

Te presentamos una lista con ocho alimentos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico:

Brócoli: es un vegetal rico en vitamina C, betacaroteno y ácido fólico. Tiene efectos antioxidantes y favorece la estimulación del sistema inmune.

Zanahoria: fuente natural de vitamina E y C, contienen betacaroteno con propiedades antioxidantes que protegen contra el envejecimiento y aumentan las defensas del organismo de forma natural.

Tomate: es un antioxidante muy potente que retrasa el envejecimiento y favorece la salud del corazón reduciendo el colesterol. Rico en vitamina A y C, importantísimas para prevenir infecciones y reforzar el sistema inmune.

Cebolla: su alto contenido en azufre protege al organismo de infecciones virales como resfriados y gripe, también es un antioxidante analgésico natural y posee propiedades antiinflamatorias.

Ajo: favorece la producción natural de glóbulos blancos necesarios para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Cítricos: su capacidad antioxidante ayuda a combatir la acción nociva de los radicales libres. Sustancias responsables del desarrollo de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y de cáncer.

Yogur: nos proporciona bacterias buenas para el equilibrio del sistema digestivo. Estas bacterias buenas te defenderán contra las “bacterias malas” que causan diferentes enfermedades.

Miel: sus antioxidantes ayudan a combatir las bacterias causantes del dolor de garganta, las infecciones de oído y la tos. Aumenta la población de la flora bacteriana de forma natural, mejorando la salud digestiva y del sistema inmune.

Deja un comentario